La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

25 de marzo de 2017

Una poesía…

Venus de Capua
Mujer simplemente mujer
¿Cómo hablar del poema más hermoso?
De la creación más perfecta de la vida,
¿Cómo hablar del tesoro más valioso?
Hablar del ser, que ama siempre sin medida.

Una mujer es la luz en el sendero,
es la virtud que crece con las rosas,
es el cariño, entregado tan sincero,
es un mar con manos siempre hermosas.

Es el blanco del alma compasiva,
es el perdón reflejado en su mirada,
a veces madre, guerrera que emotiva,
a veces llora y se queda muy callada.

Una mujer, es el secreto más sutil,
es la sonrisa que regala con amor,
una mujer es el ansia mas febril,
y único ser ¡Que sonríe con el dolor!

Por eso, la mujer es un poema,
es la ternura, abrazando a sus cachorros,
es el verso, es el morfema,
es la caricia que se derrama a chorros.

Mario Alberto Matuz Negrete

24 de marzo de 2017

Malas de condición…

Dalila, utilizó sus encantos para enamorar a Sansón, quien seducido confesó que el secreto de su fuerza estaba en su cabellera. Ella lo durmió y le cortó el cabello, lo que permitió a los filisteos, dominarlo, sacarle los ojos y llevarlo a Gaza.

Cleopatra. Esta mujer utilizó su belleza para lograr todo lo que se proponía, fue amante de los poderosos de su época Julio César y Marco Antonio. Pero además tenía su cuota de maldad bien desarrollada: se apoderó del trono de Egipto después de que su hermano, se ahogara en el Nilo.

Lucrezia Borgia, los Borgia, eran el símbolo de la política maquiavélica, especialmente Lucrezia, debido a su característica costumbre de maldecir y envenenar a sus enemigos.

Bonnie Parker, amante de Clyde Barrow, con quien formó una de las parejas más famosas de los años 30 en Estados Unidos, y no precisamente por buenos. Juntos  robaron  bancos y fueron responsables de algunos de los asesinatos más sangrientos de la Gran Depresión. Copiado y pegado


Y hay muchas más, y las hay más cercanas en el tiempo pero vamos a dejarlo aquí.

23 de marzo de 2017

Una buena terapia…

“Los cuernos no se perdonan se devuelven” ¿lo dijo él, ella? Me ha hecho sonreír y por eso lo comparto, sin saber quién es el autor ni el “hacedor”

Y hoy aquí hablamos de la mujer y también el del hombre